Cera


Entre los distintos tipos de cera existentes, pueden mencionarse la cera caliente y tibia.

La cera caliente no puede ser utilizada por personas que tienen problemas de circulación o varices. Se elabora con resinas, con cera de abeja o con ceras sintéticas.

La cera tibia que se obtiene mezclando clases diferentes de resina y se puede aplicar con sistema roll on o con espátula. Este tipo de cera es muy utilizado y tiene la ventaja, a diferencia de la cera caliente, que la pueden utilizar personas con problemas circulatorios y no irrita la piel.

La depilación a la cera caliente se recomienda para zonas íntimas como por ejemplo las ingles y las axilas. La cera caliente se caracteriza por lograr una mayor dilatación del poro en comparación con las otras clases de cera.

Además de la evolución de las propiedades de la cera en cuanto a su temperatura, también se han agregado otras cualidades a la cera como por ejemplo, distintos aromas, sustancias que calman el dolor, que previenen las inflamaciones o que intentan aliviar los efectos posteriores a la depilación. Pero la distinción más significativa sigue siendo la que se refiere a su temperatura
Design downloaded from free website templates.